miércoles, 6 de febrero de 2013

Criterio sobre el amor - poesía - de Francisco Mejías Relaño

Capítulo 25




A mi buena amiga E. J. M.

CRITERIO SOBRE EL AMOR

“Eres hermosa y te quiero;
Mas discurramos en prosa,
Que el amor es una cosa
Y otra cosa es el dinero”
(Selgas: “AMOR EN CUENTA”)


Te dije en cierta ocasión
rebozando el corazón
de amargura y de tristeza,
que donde el cálculo empieza
termina toda ilusión.

Y tú, creyendo un agravio
la sentencia de mi labio
entre ofendida y llorosa
me dijiste: “esbuena cosa
habérselas con un sabio”.

Lo se “sabio” huelga aquí,
pues yo, ni nada aprendí,
ni mi talento me abandona;
pero soy una persona
que piensa en amor así.

Será una filosofía
malísima, como mía,
y aunque varias excepciones
son raros los corazones
que combaten mi teoría.

Rebúscame otra criatura
de alma tan bella y tan pura,
de amor tan acrisolado,
como el amor demostrado
por Isabel de Segura.

Dime si no es maravilla
aquel alma tan sencilla
del amante de Teruel;
¿Hallarás otra Isabel,
y otro Diego de Marsilla?

No los hallas de seguro;
en el mundo todo es puro
humo que se lleva el viento:
solo queda el sentimiento
de la realidad, muy duro.

No soy yo solo el impío
ni incrédulo solo río,
si alguien habla en mi presencia
de amor, pues dio la experiencia
a otros el criterio mío.

Cuando de materias tales
se quieren cuentas cabales,
el mundo con gran cinismo
las reduce a este guarismo:
“tanto tienes, tanto vales”

Y no hay otra solución;
termina toda ilusión
en donde el cálculo empieza;
si trabaja la cabeza
huelga nuestro corazón.

Eso de “prados” y “flores”
“mariposas” y “ruiseñores”,
“amor sublime y vehemente”,
solo se abriga en la mente
de poetas y pintores.

FRANCISCO MEJIAS RELAÑO.

La Línea, enero, 1894.






No hay comentarios:

Publicar un comentario